Cine

MEMORIAS DE DUMBO

En 1941, Walt Disney nos contaba la historia de un pequeño elefante que no era como los otros, que cambió su destino haciendo de un objeto de burla – sus orejas de un tamaño inusual – un poder extraordinario, el de volar. Esta aventura profundamente conmovedora siempre ha tenido un lugar especial en el corazón de Walt Disney hasta el punto de que en 1954 se planteó integrarla en el parque temático que entonces estaba creando, Disneylandia (California).

Hoy en día, desde Anaheim hasta Tokio, en cada destino Disney se celebra a su manera esta emblemática película. En Disneyland París hay dos atracciones dedicadas a él y, a lo largo de los años, varios espectáculos también le han rendido homenaje.

El estreno en las salas de cine de la versión «live» firmada por el visionario Tim Burton (que ya había puesto en escena la adaptación de otro clásico en 2010, Alicia en el País de las Maravillas) es la ocasión ideal para volver sobre las diferentes evocaciones de Dumbo en Disneyland París.

PEQUEÑA PELÍCULA QUE SE VOLVERÁ GRANDE

Después de la ambiciosa película Fantasía (1940), Walt Disney busca, para su próxima película, volver a cierta simplicidad. La leyenda dice que la historia de Dumbo fue descubierta por un escritor del estudio en forma de cómic impreso en el reverso de una caja de cereales. Sea cual sea el formato, Walt entiende desde el principio que todos los ingredientes están ahí para hacer una gran película, especialmente el equilibrio entre la risa y las lágrimas que siempre ha sido su firma. El escenario del circo es, de hecho, el lugar ideal para escenas divertidas, ya sea la increíble realización de la pirámide de elefantes o las bromas de los diferentes animales. Y en el lado emocional, la película va a lo básico. La simplicidad de las decoraciones permite concentrarse en los personajes cuyos sentimientos se tratan con una sutileza y modestia sin precedentes en la animación, especialmente en la secuencia «Mi pequeño», en la que la cara de la madre no aparece en absoluto en la pantalla y en donde la tristeza de estar separada de su hijo solamente brilla a través de los movimientos de su trompa. 

No cabe duda de que Dumbo conmovió y deleitó el corazón de generaciones de espectadores, como el del general Stilwell en 1941, la parodia de Steven Spielberg.

Su historia será objeto de muchos otros homenajes por parte del mundo del cine, comenzando por el de Tim Burton, muy inspirado por el alcance simbólico de este elefante volador, y que deseaba hacer hincapié en la capacidad del héroe para transformar la diferencia en fuerza. En Bichos (1998), el circo viaja en una caja de pasteles de la marca «Casey Jr cookies» y sobre todo en ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) donde no sólo encontramos a Dumbo (que trabaja «para los cacahuetes» en los estudios Maroon), también Casey Jr., que circula en Toontown – dos iconos que se encuentran, naturalmente, en los Parques Disney. 

Aquí abajo os dejamos el vídeo con nuestra opinión de la película. 

6 Comentarios

  • Jose Saskia

    Me encanta esta página que habéis creado amigos. Creo que también podéis poner los botones de suscripción de los canales de YouTube y de la fan page de facebook. Por lo menos en blogger si se puede.
    Un fuerte abrazo y también quería dar las gracias a Luis por animaros a empezar de una vez con este proyecto.

    • disneycontigo

      Hola Jose, muchísimas gracias por tu comentario. Hemos puesto los botones que dices en la página de contacto. Y en el desplegable de la izquierda aparecen los últimos vídeos publicados. Poco a poco iremos mejorando y aprendiendo más sobre este mundo blogger. ¡Estamos entusiasmados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0